Mexicaniza a quien le vale gorro

Los sindicatos se han convertido en un peso muy grande para el país. Ya se vio en Luz y fuerza del centro y en Mexicana, que sus sindicatos son un peso muerto tan grande que no permiten, en el caso de Mexicana, vuelva a emprender el vuelo por sobrepeso, y en el caso de LyF del Centro su extinción. Hoy El servicio eléctrico se da con menos de 6,000 personas a diferencia de las 44,000 cuando “mandaba” el SME. Y se sentían orgullosos de ser el sindicato más duro de México. Que estupidez.

Los sindicatos son uno más de los factores que no permiten que la redistribución del ingreso se de hacia quienes no tienen la suerte de pertenecer a un sindicato, que es la mayoría del país.

Los sindicatos son parte del problema y no una solución para que el país progrese.

Por supuesto que no quieren perder. Pertenecen a la mexicaniza a quienes le vale gorro su vecino. Solo los intereses propios son válidos para ellos.

Son tan obtusos los sindicatos mexicanos, actuando bajo paradigmas obsoletos, que no entienden que deben profesionalizarse para conocer las verdaderas oportunidades para obtener beneficios para sus afiliados. Para eso deben estar atentos a los resultados financieros de sus empresas, de las cuales viven; Hay momentos en que pueden recibir y momentos en los cuales deben entregar. Si la empresa vive, ellos viven, de lo contrario se hunden con ella. Ademas, y de pero-grullo,  un sindicato no es dueño de la empresa de la cual viven.

¿Cuántas empresas conoces que quebraron por la intransigencia de sus sindicatos? ¿Qué consiguieron esos sindicatos con el cierre de la empresa de la cual vivían?

¿Qué imagen tenemos la ciudadania de los sindicatos? El de la intolerancia, de molestar a la ciudadania con el cierre de calles con sus manifestaciones, el de ladrones entre ellos mismos, deshonestidad, transa, tratos en lo oscurito con políticos. 

Nunca he visto que quieran mejorar su imagen pública entregando parte de sus beneficios al pueblo, a través de fundaciones, como lo hacen algunas empresas inteligentemente. Solo saben sumar. pareciera que no aprendieron a restar.

Hay momentos en que menos es más y el país está en uno de esos momentos.

Anuncios