Educación y colegiaturas

La política. ¿Algún día tendrá a la razón de su lado? Hasta ahora la política usa a la razón para justificarse. La diferencia es tal, como reirse con alguien y reirse de alguien.

¿Qué sucede con la educación en México? sencillamente es mala. ¿Por qué? Por que es un monopolio. Y un monopolio que ni siquiera es controlado por el estado mexicano. Lo controla un sindicato. El más poderoso sindicato de America.

¿Cómo se consigue buena educación en México? Igual a como se consigue justicia. Pagando. Entonces, ¿debemos hacer más dificil el camino a quien busca mejor educación? Por supuesto que no. Debe facilitarse el camino a quien toma la decisión de pagar por mejór educación. Es gente que le está quitando un problema al estado.

La propuesta no es nueva. Sin embargo como muchas buenas propuestas, estaba en el limbo. ¿Por qué no la hizo ley el PRI, contando con la mayoria en el congreso? Sencillo. Porque no le interesa crear leyes que beneficien a la gente.

Sí, es un decreto que tendrá efectos electorales por el tiempo en que será aplicado, mayo, junio 2012. Ojalá todas las medidas electorales tuvieran un beneficio real para la población o parte de ella.

No es populista, por que no llega a la mayoría de la población. Quienes no pueden pagar, tendrán que seguir bajando la cabeza en el sistema público.

Existen muchas opiniones desde ayer hasta hoy. En este artículo quiero ir al fondo con consecuencias fiscales importantes.

El secretario Cordero nos dice que el decreto se financiará con ahorros. Eso lo dice para amarrarse el dedo. Y aqui hay un alcance que no se ha comentado, probablemente por falta de conocimiento en economía.

El efecto monetario del decreto provocará más ingresos. ¿Por qué? Simple. Los impuestos son regresivos. Y quien no sabe porque, por favor pregunte o lea. Sabrá cuando le quieran dar atole con el dedo. Con el decreto  se esta revirtiento un gravamen, es decir se está dejando de cobrar un impuesto. El ISR, que para el estado es una sumatoria de 13 mil millones de pesos de hoy. Para el beneficiario no es mucho. Por ejemplo: 28% ISR de la cuota que esta pagando este año de colegiatura $24,500.00×28%=$6,860.00 Sin embargo ese deducible trae indexado otros efectos muy importantes.

El usuario pedirá una factura por el pago de colegiatura. Con lo que el colegio particular estará obligado a declarar ese ingreso. Sabremos al final del año fiscal, cuánto más ingreso será declarado por concepto de colegiaturas particulares, comparado con años anteriores. Con manzanitas, mucho ingreso no declarado, tendrá que ser declarado, sí o sí.

Me atrevo a proyectar que el ingreso fiscal del año en curso por colegiaturas, más IVA por gasto directo, será mayor que el impuesto que Hacienda deja de cobrar por ISR a las familias. Además del uso financiero que seguirá haciendo todo el 2011 de ese ISR que devolvera en mayo-junio 2012.

Si en Hacienda fueran lo suficientemente abusados, incentivarían a los consumidores a pedir facturas o notas declarables y deducibles, por gastos efectuados en todo orden de productos o servicios. Solita, la economía informal iría tomando el camino de la formalidad, con la consecuente declaración de ingresos y el consecuente aumento de recaudación. Estar dentro del sistema es redituable, siempre que el sistema no se comporte en forma leonina.

Dejaríamos de ver al ejecutivo en turno inventando impuestos en cada proyecto de ley anual de presupuesto. (Más que ley anual de presupuestos, se siente como ley anal de presupuesto).  Menos impuestos para todos y más recaudación. Nos quedaríamos con el impuesto más democrático, si es posible llamar así a algún impuesto, que es el IVA. El país entraría en un circulo fiscal virtuoso.

Anuncios

Falta de acuerdos

Resulta curioso e incluso irónico, que un sistema democrático como el nuestro, el mexicano, que funciona con la elección de políticos por mayorías en las urnas (sea como sea que se llegue a esa mayoría, bajo la “supervisión” de los institutos electorales estatales y del “reestructurado” instituto federal electoral). En una situación específica como la promulgación de la ley de presupuesto de egresos para 2011, que resulte trabada por esas mismas mayorías que actúa por intereses partidistas. Esos intereses partidistas son sus propios intereses políticos, sobre todo por ser un presupuesto para año eleccionario cómo será el 2011. Así es como una representación mayoritaria actúa como minoría en el congreso de la unión, en su asamblea de diputados. Usan a su conveniencia el cheque en blanco que les entregó la ciudadanía en la elección popular. Es un buen momento para reconocer quién es esa mayoría parlamentaria que actúa con intereses minoritarios, partidistas, cuando se presente nuevamente en el proceso eleccionario de 2011 y sobre todo en el proceso eleccionario de 2012 para Presidente de la República, y para diputados locales y federales. Seguro que nos van a bombardear con frases como: “el gobierno de todos”, “viva la gente”, “y viene lo mejor”, “Así, si se engaña a la gente” y pamplinas similares con el propósito de hacernos pendejos nuevamente; entonces tendremos que preguntarnos: viene lo mejor para quien, ¿para el pueblo, para la ciudadanía, o seguirá siendo lo mejor para los representantes políticos electos y sus fracciones partidistas?

No nos hagamos pendejos nosotros mismos, exijamos la promulgación de la reforma política para que comencemos a beneficiarnos la gente, el pueblo de México, del trabajo del congreso, que tan caro nos resulta. Y si aquella reforma nace discapacitada a propósito desde el congreso, que es lo más probable, sientan nuestro descontento con el dolo con que se está conduciendo nuestro congreso.

Estamos viendo la prueba que el poder, el verdadero poder, ha cambiado de manos. Ya no está en el presidente omnipotente que lo hacia todo y que hacia lo que quería. Ahora vemos que los partidos ejercen su poder a través de sus diputados electos. ¿Quieres que México avance? Pues elige bien a tus diputados locales y federales y a tus senadores, porque es en el congreso donde tienen el salten por el mango y la decisión para cambiar a este país con leyes y reformas progresistas. Donde se jalan la cobija del presupuesto. Para que nos beneficien con menores impuestos que reactiven a la economía, y no como lo hacen hoy los diputados en la mayoría parlamentaria que buscan donde grabar algún impuesto para seguir teniendo dinero disponible para su carrera política. Necesitamos políticos en el congreso que generen planes de desarrollo a largo plazo que excedan el sexenio y el trienio de los políticos electos el los cargos ejecutivos locales, gobenaturas y municipios que es donde se gastan los dineros con una visión de corto plazo, siempre pensando en su sucesor que les tape las tranzas que dejan a su salida. Basta con ver las campañas publicitarias que vemos en TV de gobernadores salientes, dándose baños de blancura para continuar en sus próximas campañas rumbo a los pinos. Por supuesto campañas pagadas con nuestro dinero que llega a sus manos a través de los presupuestos anuales. Así siempre faltará dinero y que mejor que seguir chingando al pueblo con más y más impuestos.

¿Veremos el día en que un grupo de políticos llegue al poder, en cada nivel de gobierno, con el propósito de hacer eficiente el gasto público y conseguir al fin de su año presupuestario ahorros y sub-ejercicio presupuestales?. Pero eso es un sueño muy difícil de conseguir. Es un sueño guajiro. Es más probable que un gato ladre antes de encontrar un congreso con el ánimo de hacer un trabajo pensando en sus electores, en el pueblo que les entrega la responsabilidad de administrar el dinero público y no en mezquindades partidistas.