Andrés López O. entrevistado en el programa Tercer Grado.

Resumen del programa. Por Agustín Cárdenas.

Los primeros 12 minutos fueron de reproches hacia A. López O. por denunciar a Televisa y a las encuestas. L. Gómez hace esos reproches y C.  Gómez L. defiende la que él da en Milenio: (Meda-Risa) Gea-Isa

A. López O. – Desde el 2006 hasta ahora el tiempo y la realidad me da la razón: En el sentido de que en el 2006 nosotros planteábamos un cambio verdadero. Le siguieron con la misma política antipopular. Una política que sólo beneficia a una minoría a costa del sufrimiento de la inmensa mayoría de los mexicanos. Ahora, desgraciadamente estamos peor. Si en el 2006 estábamos mal, ahora estamos peor. Y ahora se entiende mejor el por que de la necesidad de un verdadero cambio (Le tuvimos que poner un apellido a la palabra cambio porque la palabra cambio se ha manoseado, se ha utilizado para mentir. Eso está muy claro). Entonces son dos opciones. Entonces el ciudadano va a decidir: Si quiere más de lo mismo, y ya sabemos que es más de lo mismo: más corrupción, más desempleo, más injusticias, más pobreza, más inseguridad, más violencia. O, entre todos, hacemos valer el cambio verdadero. Es decir: la transformación de México.

Existe otra opción.

Este modelo económico se implantó desde 1983. Nos vendieron la idea que las privatizaciones eran la panacea. Que iba a haber crecimiento.

J. López D. – ¿Vas a reconocer el fallo del IFE?

A. López O. – El poder tiene sentido y se convierte en virtud cuando se pone al servicio de los demás.

En el remoto caso de que si la elección no nos favorece. Si la gente decide que quiere más de lo mismo, ¿qué le hago?

Si se da una especie de masoquismo colectivo. Me va a doler mucho, por que estoy absolutamente seguro de que si no hay un cambio verdadero, el país no va a encontrar la salida.

Hay que reconstruir al país. Porque se han esmerado en destruirlo. Eso se lo tengo que reconocer a mis adversarios.

Nosotros creamos un movimiento: Morena.

El objetivo principal de Morena es: La transformación de México. Hasta que no se alcance ese objetivo no vamos a dejar de luchar.

Vamos a ganar la presidencia. Y se requieren reformas. En todos los órdenes de la vida pública. Vamos a cambiar la política económica, no por razones ideológicas, ni por razones políticas. Sencillamente por que no ha funcionado. En 29 años que se ha practicado esta política económica México ha crecido a una tasa promedio anual de 2.2% Y si descontamos el aumento en  la población el resultado es 0.3%. Si no hay crecimiento en 3 décadas, pues no hay empleos y no hay bienestar, Y si no hay bienestar no hay tranquilidad ni paz social. En el mundo, en el mismo período, la economía ha crecido al doble, en promedio que en México. (¿Doble de qué? ¿De 2.2 o de 0.3?)

Comentario del conductor Leopoldo Gómez

– Empujando para el frente es como se crece, no echándolas para atrás. Es el caso de China. El PRD se ha opuesto a las reformas en el congreso.

A. López O. – Eso es un mito: “No se avanza o no hay crecimiento porque no se hacen las reformas estructurales”. Por las reformas estructurales que se han hecho es que no hay crecimiento.

Yo les digo, con toda sinceridad: “Que la casa juega”. Ustedes juegan. Televisa, Universal y Milenio tiene simpatía por Peña Nieto y patrocinan a Peña Nieto. Es mi punto de vista. Puedo yo estar equivocado. No soy poseedor de la verdad absoluta. Pero les repito. Siempre digo lo que siento. Los ciudadanos, los que nos están viendo, son los jueces. Ellos son los que, al final de cuentas, van a fijar un criterio.

Yo me tengo que andar cuidando de los que no quieren un cambio en el país. A ellos, a mis adversarios, aunque le vaya mal a México, aunque le vaya mal a los mexicanos, a ellos siempre les va bien. Ellos no quieren un cambio.

Corrupción y pobreza en el DF. Tema planteado por C. Loret D.M.

(Corrupción e impunidad v/s honestidad)

A. López O. – Yo manejé en el D.F. 400 mil millones de pesos. Yo vivo en un departamento con toda modestia.

Para combatir la corrupción estoy planteando que debemos hacer un pacto, todos los mexicanos, para poner por delante la honestidad.

Yo te voy a dar un dato, para ustedes que son simpatizantes de Enrique Peña… Un dato oficial: En el Estado de México hay 1 millón 200 mil pobres ¿Sabes cuántos hay en el DF? 200 mil.

Deniss Maerkel – En cuanto a honorabilidad; eso a mi me interesa mucho. ¿Tú honestidad individual sirve para que el aparato se vuelva honesto?

A. López O. – Claro que sí. Nos han hecho creer, por toda la manipulación que ha habido, que la corrupción es la que se da abajo. El problema es la mordida. Los contratos más jugosos que se hacen, llevan siempre el visto bueno del presidente dela República.

V. Trujillo. – ¿En el DF también aplica?

A. López O. – En todos. Los gobernadores. Todos. Lo que dice Denise. La corrupción se debe combatir de arriba hacia abajo. Y si el que está arriba tiene autoridad moral ayuda mucho. Lo que garantiza es que hagamos los mexicanos un pacto.

V. Trujillo. – Por favor no nos metas en el mismo costal.

A. López O. – Entre todos, (los periodistas presentes en 3er grado) quien más cuestionamientos a Peña hace, eres tú. (Indicando a V. Trujillo)

V. Trujillo. – …el contraste que se da en caso charolazo con el señor Mancera, él no se deslinda. Denuncia. “Están usando mi nombre para intercambiar dinero por favores”. Y tú no dices nada para darle nalgadas ni a Helmunt ni a Mandoqui.

A. López O. En estos momentos, lo que quisieran es que yo me metiera en guerra sucia, charolazo.

No me meto en el tema guerra sucia: fraude, charolazo…

No me meto en… para no entrarle al juego del oponente.

No mandé pedir dinero. Falsearon la información. Es una parte que se plantea en la información. La otra parte que no se escucho, que el señor Creel dice que yo no acepto dinero a cambio de favores.

C. Gómez L. – (Hace recuerdo de una declaración de A. López O. ante H. Aguilar C.) “Estoy también planteando que el ejército también pueda dedicarse al combate del crimen organizado, pero fundamentalmente al combate del narco-tráfico.  No es posible hacerlo con la procuraduría. Se ha intentado muchas veces. Cada 6 años se depura la procuraduría,la Policía Judicial Federal y vuelve lo mismo” Eso que tu proponías es lo que hizo el presidente Calderón.  Yo no recuerdo en ningún momento ni en los más duros, ni en las tragedias como el Casino Royal, una palabra tuya de reconocimiento, generosidad a la tragedia que se estaba viviendo, pero en fin.

Dos preguntas: ¿Si ganas piensas denunciar a  FCH por los 60 mil muertos? En estos meses de campaña, ¿con cuántos mandos del ejército y de la marina te haz reunido? ¿Con cuántos mandos de la guerra de calderón te haz reunido, Andrés?

A. López O. – Yo no haría lo que Felipe Calderón. Primero: yo hubiese actuado a partir de un diagnóstico.

Siento que él se precipitó. Y que él le pegó un garrotazo al avispero.

En una investigación dada a conocer recientemente un periodista solicita documentos que respalden la decisión de declarar la guerra al crimen organizado. No existen esos documentos.

Él (F.C.H.) es responsable, no culpable. No sabía lo que hiba a enfrentar.

No se puede resolver la violencia con violencia, el mal con el mal.

La violencia en México se agravó por la falta de desarrollo, por la falta de empleo y por la corrupción imperante. Y las acciones coercitivas, no creo que sean las que resuelvan el problema.

La paz y la tranquilidad son frutos de la justicia y eso se olvida. Se piensa que el mexicano es malo por naturaleza o que nacemos con vocación delictiva. Y no es así. Y son las circunstancias las que llevan muchos a tomar el camino de las conductas antisociales.

Lo segundo: La corrupción.  Estoy dando a conocer quienes van a ser parte de mi gabinete y es gente honesta y con experiencia. Vamos a cuidar que la procuración de justicia en la seguridad pública sea gente incorruptible.

Y lo tercero. Que haya eficacia en todo lo que tiene que ver en el combate a la delincuencia y que no haya impunidad y castigar a la delincuencia común y a la delincuencia de cuello blanco.

Yo lo que estoy planteando, y a eso llamo a todos los mexicanos, es a buscar la reconciliación para que juntos salvemos al país. Para que juntos logremos el renacimiento de México. Yo no busco venganza. Yo quiero justicia. Yo no voy a perseguir al presidente Calderón, ni a ninguno de mis adversarios. Yo lo que quiero es que inauguremos una etapa nueva en el país. Y que el objetivo principal sea sacar a México de esta grave crisis en que se encuentra.

Entonces estoy llamando a la reconciliación a todos. Eso es lo que yo ofrezco, con reglas nuevas. Estoy planteando un nuevo pacto social, porque el que existe ya funciona.

D. Maerkel – …me mencionaste en la campaña “ha habido un intento perverso por corromper a México.” Y cuando me dices esto yo simplemente te quisiera decir: Los que no piensan igual a ti, voy a poner un ejemplo: un neo-liberal, conservador, que piensa distinto que tu, ¿lo consideras que pueda hacerlo desde el amor a México? A veces siento que solamente es: los que están conmigo están en el bien, los que no, son perversos…Te lo pregunto.

Yo no tengo rencores. Yo no odio a nadie. Estoy bien conmigo mismo, estoy bien con mi conciencia, estoy bien con el prójimo, lo digo de manera sincera. Yo lo que estoy planteando es la unidad de todos.

Imagino que lleguemos a un acuerdo entre todos. Que pongamos por delante el interés general, que en este caso es sacar a México de esta crisis tan profunda…

A. Micha – ¿Llevarlo a dónde? ¿Cuál es su visión del futuro…?

A. López O. –…a un México en donde actuemos todos y hagamos un acuerdo con honestidad.

La honestidad es más que no ser corrupto. La honestidad significa no mentir, ser congruentes y ser honrado.

Nos podemos poner de acuerdo en combatir la pobreza y la desigualdad. Y no solo por razones humanitarias. Pensar que si no combatimos la pobreza y la desigualdad va a seguir habiendo frustración y van a seguir habiendo brotes de resentimiento y va a seguir habiendo inseguridad y va a seguir habiendo violencia.

La otra cuestión es la tolerancia, en función de que nos escuchemos todos, que nos respetemos todos.

Gómez Montt reconocía esta mañana que en estas circunstancias falta un líder. Yo creo que sí…

J. López D. – ¿Y ese líder…?

A. López O.  – Creo que soy yo.

Estoy planteando diálogo ecuménico, en el marco del Estado Laico. Un diálogo inter-religioso. Entre cristianos y no cristianos, de otras religiones. Estoy planteando, que eso es lo más importante, el diálogo entre creyentes y no creyentes. Pero sobre la base del respeto.

Estoy planteando diálogo entre empresarios y trabajadores.

Estoy planteando que podamos ponernos de acuerdo entre todos.

Tenemos un proyecto para transformar este país. Es  honestidad, combate a la pobreza, crecimiento económico, empleo, progreso y justicia.

J. López D. – En relación a la reunión en el Castillo de Chapultepec, cuando J. Sicilia te plantea: “Para muchos usted, López Obrador, representa la intolerancia, la sordera y la confrontación” ¿Qué contesta?

A. López O. Yo respeto mucho a Javier. Ya le dí respuesta. Lleva a cuestas el dolor de perder a su hijo y soy libre, mejor dicho, tolerante en cuanto a eso. Yo estoy muy conciente de que no soy monedita de oro. Sencillamente no soy lo que él expreso ahí.

J. López D. – ¿Me quieres decir tu opinión sobre el tema del aborto?

A. López O. – Creo que se tiene que resolverse en una consulta. Primero, que se respete lo que ya esta en la ley. Yo voy a ser  presidente, tengo que respetar la constitución, las leyes; es parte de la protesta que voy a hacer. Lo que ya está en la ley se mantiene.

J. López D. – Pero tú que opinas.

A. López O. – Mi opinión es que, si es necesario, se tiene que consultar a los ciudadanos, y en particular a las mujeres. Yo voy a aplicar la democracia participativa.

J. López D. – ¿En le caso del matrimonios entre personas del mismo sexo?

A. López O. – Lo mismo, se queda como está y si no se pone a consulta. Porque va a haber plebiscito, va a haber referéndum, va  a haber  consulta, y una cosa que le voy a decir a quienes nos están viendo: va  a haber revocación de mandato. Cada dos años me voy a someter a la revocación de mandato. Y los ciudadanos van a decidir si quieren que yo continúe o no.

J. López D. – Dime que opinas de la legalización de las drogas.

A. López O. – Que hay que analizarlo para no cometer un error. No voy  ser un gobierno de ocurrencia. Se tiene que analizar bien. Lo que si les puedo decir a ustedes es que soy libre, no estoy atado a ningún grupo de poder creado, voy a representar a todos los mexicanos.

J. López D. – Pero tú que opinas. ¿Qué piensas de la legalización?

A. López O. – De que si eso es bueno para México y para el pueblo de México, se va a aplicar. ¡Si no, no!

J. López D. – ¿Quién va a decidir si es bueno o malo…?

A. López O. – La gente y el análisis que hagamos.

No hemos pasado de la democracia representativa. Yo lo que aspiro es que resolvamos ya el tener una democracia representativa confiable, eficaz y que pasemos a lo que es la democracia participativa. Que nos acompañen los ciudadanos en el gobierno. Así quiero gobernar.

En cuanto a esto, una ventaja comparativa, a lo mejor está mal que yo lo diga, van a decir que soy presumido, pero soy libre. No estoy subordinado a ningún grupo de interés creado.

J. López D. – Si, pero cuando tu fuiste jefe de Gobierno, bloqueaste todas estas iniciativas.

A. López O.  –  No. No bloquee.

J. López D. – Si, si. Estuviste en des-acuerdo y no transitaron, como dicen los políticos.

A. López O. –  Si le conviene a México, si le conviene a la gente, vamos para adelante.

J. López D. – Y fue hasta Ebrard el que lo promovía.

A. López O. –  Si le conviene a México y si le conviene a la gente de México, vamos para adelante.

D. Maerkel – No son prioritarias para ti.

A. López O. –  Yo voy a tener como amo, al pueblo de México.

Pero eso se va a decidir, Deniss. Yo creo que si nos importa mucho, en general, el que… echar a andar la economía, para que haya empleos. Comba tir la pobreza, y serenar al país.

C. Marín. – Andrés Manuel. Te escucho en esta parte… y cuando hablas de esta especie de conciliación en que dialogan explotadores y explotados o patrones y trabajadores, tirios y troyanos… me parece que es impensable que en esa, tu república utópica, imaginar o imaginarte a ti o a nadie, ni a Peña Nieto, ni a Josefina, ni a sus colaboradores incorporando ese diálogo utópico, pues yo diría, también, amoroso, a los grupos que han descabezado a los más de 50 mil de los 60 mil muertos de Calderón, o a los que colgaron a tanta gente recientemente allá en el norte, o a los que tiraron cadáveres en Veracruz. Y además, me parece, que en ese diálogo nacional, no estaría mucha gente que te sigue, específicamente quienes tanto te apoyan, por ejemplo los extrabajadores de luz y Fuerza que estuvieron aquí afuera hace un rato, ola Coordinadora nacional de trabajadores dela Educación.

A. López O. – Estarían todos. Vamos a buscar la reconciliación, es necesaria, es fundamental. Yo creo que no se debe de  enfrentar el mal con el mal,  que no se puede apagar el fuego con el fuego, que tenemos que establecer nuevas reglas para una convivencia en armonía. Queremos el cambio por el camino de la concordia. Ese es mi planteamiento. Y voy a convencer y a persuadir a todos. Para el propósito principal que es la transformación de México.

Gobernar voluntades (frase agregada de C. Marín)

Yo ofrezco conducir al país para que salgamos de esta decadencia, que es más que una crisis; es un proceso de degradación progresiva. Para eso se requiere no es sólo un renacimiento económico, se requiere un renacimiento moral del país.

J. López D. – Yo vi a un López Obrador muy diferente al del templete. Comentario final de Joaquín López Dóriga.

El video completo:


Falta de acuerdos

Resulta curioso e incluso irónico, que un sistema democrático como el nuestro, el mexicano, que funciona con la elección de políticos por mayorías en las urnas (sea como sea que se llegue a esa mayoría, bajo la “supervisión” de los institutos electorales estatales y del “reestructurado” instituto federal electoral). En una situación específica como la promulgación de la ley de presupuesto de egresos para 2011, que resulte trabada por esas mismas mayorías que actúa por intereses partidistas. Esos intereses partidistas son sus propios intereses políticos, sobre todo por ser un presupuesto para año eleccionario cómo será el 2011. Así es como una representación mayoritaria actúa como minoría en el congreso de la unión, en su asamblea de diputados. Usan a su conveniencia el cheque en blanco que les entregó la ciudadanía en la elección popular. Es un buen momento para reconocer quién es esa mayoría parlamentaria que actúa con intereses minoritarios, partidistas, cuando se presente nuevamente en el proceso eleccionario de 2011 y sobre todo en el proceso eleccionario de 2012 para Presidente de la República, y para diputados locales y federales. Seguro que nos van a bombardear con frases como: “el gobierno de todos”, “viva la gente”, “y viene lo mejor”, “Así, si se engaña a la gente” y pamplinas similares con el propósito de hacernos pendejos nuevamente; entonces tendremos que preguntarnos: viene lo mejor para quien, ¿para el pueblo, para la ciudadanía, o seguirá siendo lo mejor para los representantes políticos electos y sus fracciones partidistas?

No nos hagamos pendejos nosotros mismos, exijamos la promulgación de la reforma política para que comencemos a beneficiarnos la gente, el pueblo de México, del trabajo del congreso, que tan caro nos resulta. Y si aquella reforma nace discapacitada a propósito desde el congreso, que es lo más probable, sientan nuestro descontento con el dolo con que se está conduciendo nuestro congreso.

Estamos viendo la prueba que el poder, el verdadero poder, ha cambiado de manos. Ya no está en el presidente omnipotente que lo hacia todo y que hacia lo que quería. Ahora vemos que los partidos ejercen su poder a través de sus diputados electos. ¿Quieres que México avance? Pues elige bien a tus diputados locales y federales y a tus senadores, porque es en el congreso donde tienen el salten por el mango y la decisión para cambiar a este país con leyes y reformas progresistas. Donde se jalan la cobija del presupuesto. Para que nos beneficien con menores impuestos que reactiven a la economía, y no como lo hacen hoy los diputados en la mayoría parlamentaria que buscan donde grabar algún impuesto para seguir teniendo dinero disponible para su carrera política. Necesitamos políticos en el congreso que generen planes de desarrollo a largo plazo que excedan el sexenio y el trienio de los políticos electos el los cargos ejecutivos locales, gobenaturas y municipios que es donde se gastan los dineros con una visión de corto plazo, siempre pensando en su sucesor que les tape las tranzas que dejan a su salida. Basta con ver las campañas publicitarias que vemos en TV de gobernadores salientes, dándose baños de blancura para continuar en sus próximas campañas rumbo a los pinos. Por supuesto campañas pagadas con nuestro dinero que llega a sus manos a través de los presupuestos anuales. Así siempre faltará dinero y que mejor que seguir chingando al pueblo con más y más impuestos.

¿Veremos el día en que un grupo de políticos llegue al poder, en cada nivel de gobierno, con el propósito de hacer eficiente el gasto público y conseguir al fin de su año presupuestario ahorros y sub-ejercicio presupuestales?. Pero eso es un sueño muy difícil de conseguir. Es un sueño guajiro. Es más probable que un gato ladre antes de encontrar un congreso con el ánimo de hacer un trabajo pensando en sus electores, en el pueblo que les entrega la responsabilidad de administrar el dinero público y no en mezquindades partidistas.