¿Basta con un cambio?

Veracruz y su ciudad capital, (y todo México) necesita más que un cambio. Necesita democracia real no una simulada; de esa ya tenemos desde hace 82 años.

Es cosa de ver con algo de atención que los resultados siguen siendo los mismos de siempre.

Necesitamos autoridades con asignación de responsabilidades específicas y una verdadera institución fiscalizadora que controle la función pública; que sea autónoma, no parte de la misma función a la que debe fiscalizar. Juez y parte no sirve.

(La seguridad pública es una función señalada en el art. 21 constitucional, párrafo 9 y ya vemos que ni los alcaldes ni el gobernador la están cumpliendo por que no hay responsabilidad ni penalización asignada)

Necesitamos una institución fiscalizadora Federal y sus contra-partes Estatales, con miembros certificados en probidad. Con una certificación mucho más dura y exigente que con la policial (que aún no tenemos en Veracruz). En este momento recuerdo las palabras de Alejandro Martí: “Si no pueden, RENUNCIEN.” Pero ni pueden ni renuncian y no hay cómo sacarlos. La protesta es sólo semántica. ¿Alguna vez ha sido destituido algún gobernador por no cumplir la constitución y las leyes? El problema es que sí cumplen la constitución y las leyes, por lo tanto son las leyes las que no son precisas en las funciones y responsabilidades para poder ejercer el debido control o fiscalización. Es el caso del IFE en estos días. ¿Cómo probar el enriquecimiento ilícito por ejemplo? Y todos sabemos que el enriquecimiento ilícito existe, pero quién lo debe probar, no quiere hacerlo. ¿Por qué el presidente Richard M. Nixon fue acusado en el caso Watergate? Porque el juez que conoció de los hechos tenía la responsabilidad de someterlo a proceso, De lo contrario él sería el responsable. A cualquiera en esas condiciones le hace así por donde tú sabes.  Pero en nuestro México querido y añorado, si un juez se hace de la vista gorda, NO PASA NADA ni con el juez ni con el infractor o corrupto. Resultado: IMPUNIDAD.

Aunque soñar no cuesta nada. Sigamos conformándonos con aceptar SÓLO UN CAMBIO, O UN CAMBIO DIFERENTE O UN CAMBIO VERDADERO. Sigamos conformandonos con semántica, es decir: palabras muy ilustradas pero que no llevan a resultados.

Una fiscalización o control de la función pública nos llevará a un desarrollo sostenido, pues las partidas presupuestales llegarán a donde han sido asignadas y dejarán de ordeñarse las finanzas federales y sobre todo las estatales.

Una fiscalización real y efectiva con una asignación de responsabilidades que considere penalización en caso de faltar a la responsabilidad es mucho más QUE UN CAMBIO; sólo se puede hacer desde el poder legislativo federal y en LOS RESPECTIVOS ESTATALES. Pero no hay interés político para ir por ese camino de desarrollo. Dime tú: ¿Ves a alguno de los congresistas como el primero en dejar de asignarse sueldos? ¿Quién de ellos será el que asuma ese costo político? Ese sí sería un PRIMER GRAN CAMBIO hacia el desarrollo de México y sus Estados.


El paradigma REVOLUCIÓN.

El prefijo re tiene 4 significados:

1.- Significa ‘repetición’.
2.- Significa ‘movimiento hacia atrás’.
3.- Denota ‘intensificación’.
4.- Indica ‘oposición’ o ‘resistencia’.

El partido de la REvolución democrática se muestra muy identificado con el significado del prefijo utilizado en su nombre. Las acciones de gobierno que ha emprendido lo demuestran.

En los estados donde gobierna, ha mostrado una “RE-petición” de los vicios conocidos por todos.

Es un “movimiento hacia atrás”. A las antiguas prácticas de “gobierno” autoritario.  Al lavado de cerebros a través de la propaganda, la censura, la represión. Veracruz es un buen ejemplo.

En los gobiernos priistas se ha “intensificado” el retraso de cada estado y por ende, del país.

Ha sido oposición y resistencia al desarrollo del país en estos 12 años en que ha mantenido mayoría en el congreso, deteniendo las reformas propuestas por el ejecutivo, apostándole a que si le va mal al gobierno de alternancia, les va bien a ellos como oposición.

Y tú, ¿quieres votar por el RE-greso del PRI al ejecutivo federal?

¡Yo no lo quiero! Yo no lo quiero.


Niños incómodos exigen a candidatos

Reconozco la realidad que muestra el video de www.nuestromexicodelfuturo.com.mx como la realidad en la que vivimos. Me conmueve la exigencia de los niños: SI ESTE ES EL FUTURO QUE ME ESPERA, ¡NO LO QUIERO!.

Es un reclamo directo, con nombre, (los apellidos los conocemos todos).

¿Los políticos y suspirantes tendrán capacidad de conmoverse o sólo apuntarán algunos “COMPROMISOS” más a su campaña? Personalmente no creo q les quede algo de capacidad para conmoverse.

El desarrollo de México necesita, entre otros factores, a autoridades representativas que actúen con compromiso real y no de palabras escritas en un apuntador electrónico, además de un valor muy ausente en nuestra cultura: la solidaridad.

Para tener autoridades comprometidas y solidarias con la realidad de México necesitamos autoridades representativas de verdad, no sólo de formato. ¿En algún momento tendremos AUTORIDADES REPRESENTATIVAS? Tampoco lo creo.  No creo que surjan por generación espontánea.

Creo q México entrará en un proceso real de desarrollo cuando toda la mexicaniza nos comprometamos a llevar una vida basada en valores. Cuando los ciudadanos LOGREMOS un CONTROL REAL sobre la función pública. Que la función madure de Púbica a Pública a través de la obligación que genera el CONTROL. Ese control no lo entregarán voluntariamente nuestras autoridades. Toda la MEXICANIZA tendremos que exigirlo sostenidamente en el largo plazo.

Deseo fervientemente q la exigencia de desarrollo de México y control de la función pública no pase por una situación de violencia, aunque si, tendrá que pasar por una situación de presión, al estilo de los especialistas en plantones, como los integrantes de morena o el SME o los 400 pueblos. La lista es enorme.

Como mexicaniza debemos entrar en un entendimiento real del funcionamiento del sistema político actual, del sistema de gobierno de la federación y de las entidades estatales, además de los tres poderes existentes, para exigir a cada quien la responsabilidad que le corresponde.

Muchos de los problemas que presenta México en su desarrollo político, social y económico son responsabilidad de los Gobernadores y de los congresos, federal y estatales. No pasa por tener tal o cual presidente, sea rojo, azul, amarillo o verde.

Quien crea que el presidente electo en julio próximo nos entregará la respuesta a nuestra oraciones o esperanzas, está equivocado. La mayor de las posibilidades indican que la situación del país se deteriorará más de lo que existe.

Quien quiera que resulte electo tendrá posibilidad de intervenir en ciertos aspectos de nuestra vida, pero no hará que los ejecutivos locales hagan su tarea. No ha sucedido ni sucederá de esa forma, aunque tengan la voluntad, lo que es posible, pero considero improbable.

Quienes tienes las herramientas para el desarrollo de México son los gobernadores, pero la transición de 2000 nos mostró que los estados fueron reclamados como virreinatos partidistas. Ejercen el 80% del presupuesto además que el control de ese dinero y de su función está en su propias manos. Así, ¡no hay por dónde!


Poder y Dinero

¿En algún momento el PRI dejó el poder?

 

En 2000, el PRI dejó el Poder Ejecutivo, pero mantuvo el control del Poder Legislativo. Desde allí apostó a que le fuera mal al Gobierno Federal Panista de Vicente Fox. Por supuesto que con eso nos chingaron a todos los mexicanos. Pero eso no importa ahora ni importó entonces.

 

De tal manera que, después del día más glorioso para Vicente Fox, el día de la histórica elección del cambio, el último día de su gobierno cuando dejó el poder a Felipe Calderón debió ser el mejor día para él.

 

El PRI fue consecuente en su propósito. Le fue mal al gobierno de Fox en términos de percepción ciudadana. Aunque el PRI no contó con una buena percepción ciudadana, la que va y viene. En 2006, todavía existía en la memoria colectiva señales de los excesos de 70 años de autocracia. Y algo pasó con el Pan que se volvió engreído con su segundo mandato.

 

Felipe Calderón le apostó muchas fichas a un plan: El de la Seguridad Nacional. Plan que es muy es importante para el país. Y sí que lo es.

 

El sistema político actual hace de la relatividad un elemento fundamental  para la política partidista. De manera que el control de la Seguridad Nacional se ha resumido en una frase: “40 mil muertos”.

 

El tema más importante para México, la Seguridad Pública está haciendo que el costo político que asumió Calderón, sea un costo político para el PAN.

 

Una señal importante de estos 11 años de cambio de partido en el Ejecutivo Federal es que el verdadero poder no está en el Gobierno Federal, está en el Legislativo y en los Gobiernos Estatales. El poder está asociado al presupuesto que manejan con pocos candados y el control que ejercen en los otros poderes de su nivel.

 

Los controles que aplica el Legislativo Federal sobre el Ejecutivo Federal son muchos. No ocurre a la inversa. El Ejecutivo Federal ejerce nulo control sobre el Legislativo Federal.

 

¿Qué ocurre en los Estados? Los gobernadores tienen mucho poder. Siguen invirtiendo en lo que deja: La obra pública; porque es mucho el dinero que se maneja en ese rubro, con pocos controles y mucho amiguismo.

 

Así las cosas, ¿qué nos conviene a nosotros los ciudadanos?

 

Los tres grandes partidos políticos actúan como tres grandes empresas de una enorme  industria que es la política, con conductas monopólicas. Cada uno de los tres partidos quiere todo el poder para sí. Y esa conducta es contraria a la conformación política del país: el Federalismo.

 

Viendo que los tres grandes partidos: PAN, PRI, PRD dan pocos y malos resultados políticos a los ciudadanos la propuesta es:

Restringir el tamaño de los partidos políticos que permitiría una atomización del poder.

 

También serviría para conseguir una menor colusión política al interior de los respectivos partidos. Contaríamos con la ambición natural de los políticos en los partidos opositores para controlar y para evidenciar a los partidos gobernantes.

 

Creo que todos estamos de acuerdo en limitar el número de legisladores en los congresos federales y estatales. Sigamos en esa línea y pongámosle límite máximo al tamaño de los partidos políticos.

 

Daría una alternativa al problema del abstencionismo, pues hoy, como están las cosas, muchos ciudadanos no acuden a emitir su voto por la sensación de que todo seguirá igual. Y los que NO pertenecemos a las listas del voto duro votamos por el menos malo.

 

Un país tan grande como México, con tanta diversidad étnica y cultural está restringido a elegir entre tres representantes de los mismos tres partidos, para el cargo que sea, Presidente de la República, Senador y Diputado Federal, Diputado Estatal, Gobernador o Presidente Municipal.

 

Es imposible no hacer una analogía con el crimen organizado. Al desarticular los grandes carteles, la delincuencia no desaparecerá pero su capacidad de daño a la sociedad será menor.

 

¿Hasta cuándo sucederá esto? Hasta que nosotros, los ciudadanos, quienes los empleamos les permitamos hacerlo.


Ejército: ¡¿Fuera de las calles?!

¿Y quién vendrá a reemplazar al Ejército si se vuelve a sus cuarteles?

Estas últimas semanas escuché muchos comentarios sobre reformar la Ley de Seguridad Nacional. Muchos comentarios sobre marcar restricciones al Ejército y la Marina movilizados en el territorio mexicano.

La Ley de Seguridad Nacional vigente desde el 31 de enero de 2005 y reformada el 26-12-2005 publicada por el Presidente Vicente Fox, establece que las disposiciones de la Ley son de orden público y de observancia general en todo el territorio nacional. Establece las bases de integración y acción coordinada de las instituciones y autoridades encargadas de preservar la Seguridad Nacional, en sus respectivos ámbitos de competencia; así como, la forma y los términos en que las autoridades de las entidades federativas, GOBERNADORES, y los municipios, PRESIDENTES MUNICIPALES, colaborarán con la Federación en dicha tarea.

Ya sabemos que eso no se dio. Ni los Gobernadores ni los Presidentes Municipales se coordinaron con el Presidente del gobierno FederalNo han cumplido con la obligación dispuesta en la Ley de Seguridad Nacional.

La  Ley de Seguridad Nacional vigente,  define lo que se considera como amenaza a la Seguridad Nacional interna de la nación: “Espionaje, sabotaje, terrorismo, rebelión, traición a la patria, genocidio, en contra de los Estados Unidos Mexicanos dentro del territorio nacional; actos que impidan a las autoridades actuar contra la delincuencia organizada; actos tendentes a obstaculizar o bloquear operaciones militares o navales contra la delincuencia organizada; todo acto de financiamiento de acciones y organizaciones terroristas; actos tendentes a obstaculizar o bloquear actividades de inteligencia o contrainteligencia, y actos tendentes a destruir o inhabilitar la infraestructura de carácter estratégico o indispensable para la provisión de bienes o servicios públicos.”

¿Cuántas veces hemos visto en las noticias narco-bloqueos con vehículos de transporte de carga y de transporte público? Esos fueron actos para inhabilitar la infraestructura de los servicios públicos.

¿Y qué decir de los multi-asesinatos registrados en Tamaulipas, Guerrero, Morelia, entre otros Estados? Todos esos actos están definidos en la cobertura de la Ley de Seguridad Nacional.

La  Ley de Seguridad Nacional también  define las actividades propias de inteligencia para la Seguridad Nacional que serán normadas de manera específica por las dependencias del Ejecutivo Federal que correspondan.

La ejecución de la Ley de Seguridad Nacional está a cargo del Consejo de Seguridad Nacional  presidido por el titular del Ejecutivo Federal.

Es más, la ley establece un control y evaluación por parte del Poder Legislativo Federal, a través de una Comisión Bicamaral integrada por 3 Senadores y 3 Diputados.

Así entonces, la Ley de Seguridad Nacional establece que al Presidente de la República le corresponde determinar la política y los lineamientos en la materia.

En cuanto a la participación de las Fuerzas Armadas en la Seguridad Nacional, la Ley Orgánica del Ejercito y de la Fuerza Aérea Mexicanos y la Ley Orgánica de la Marina de México definen que: “El Ejército y Fuerza Aérea Mexicanos, tienen la misión general de garantizar la Seguridad Interior. Esa misión, podrá realizarlas el Ejército y la Fuerza Aérea, por si o en forma conjunta con la Armada o con otras Dependencias de los Gobiernos Federal, Estatales o Municipales. Todo, conforme lo ordene o lo apruebe el Presidente de la República, en ejercicio de sus facultades constitucionales.” “La Armada de México tiene, entre otras, la misión de emplear el poder naval de la Federación para coadyuvar en la seguridad interior del país.”

La Constitución Política de los Estados Unidos mexicanos define las facultades y obligaciones del Presidentecomo la de preservar la seguridad nacional y disponer de la totalidad de la Fuerza Armadapermanente, es decir, del Ejército de la Armada y de la Fuerza Aérea para la seguridad interior de la Federación.

Con esto queda claro:

Que el Presidente Calderón ha actuado conforme a lo dispuesto en la Constitución, Ley de Seguridad Nacional y Leyes Orgánicas del Ejército, Fuerza Aérea y Marina de México.

Que los Gobernadores de las entidades Federativas y los Presidentes Municipales han incumplido la Constitución y la Ley de Seguridad Nacional. Todo esto lo sabemos por los ineficientes resultados a la vista de todos.

Como siempre me pregunto:

¿Hasta cuándo los movimientos civiles de escritores e intelectuales apuntarán hacia el lado equivocado?

¿Hasta cuándo la civilidad que exige “basta de sangre” seguirá culpando del delito a quienes intentan controlar la criminalidad?

¿Hasta cuándo la civilidad seguirá actuando con base en la ignorancia, que fue el modo de crianza de tantos decenios de autocracia?

Leer más


Seguridad: Función Constitucional de los Gobernadores y del Jefe de Gob. del DF

La Policía única es un gran paso para obtener y mantener la seguridad en México pero ese gran paso sigue sin darse. He expresado en mi columna anterior que no existe un trabajo serio de los responsables en torno a la seguridad: los Ciudadanos Gobernadores de las Entidades Federativas de los Estados Unidos Mexicanos y del Jefe de Gob. del DF.

 

Afirmo que los Estados Unidos Mexicanos no están unidos con el propósito de mantener la seguridad en México porque los gobernadores no hacen la tarea que les está constitucionalmente señalada. Como lo expresa nuestra Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos en el Artículo 21.- párrafo 9

http://www.diputados.gob.mx/LeyesBiblio/pdf/1.pdf

 

“La seguridad pública es una función a cargo de la Federación, el Distrito Federal, los Estados y los Municipios, que comprende la prevención de los delitos; la investigación y persecución para hacerla efectiva, así como la sanción de las infracciones administrativas, en los términos de la ley, en las respectivas competencias que esta Constitución señala. La actuación de las instituciones de seguridad pública se regirá por los principios de legalidad, objetividad, eficiencia, profesionalismo, honradez y respeto a los derechos humanos reconocidos en esta Constitución.

 

Las instituciones de seguridad pública serán de carácter civil, disciplinado y profesional. El Ministerio Público y las instituciones policiales de los tres órdenes de gobierno deberán coordinarse entre sí para cumplir los objetivos de la seguridad pública y conformarán el Sistema Nacional de Seguridad Pública, que estará sujeto a las siguientes bases mínimas:

 

a) La regulación de la selección, ingreso, formación, permanencia, evaluación, reconocimiento y certificación de los integrantes de las instituciones de seguridad pública. La operación y desarrollo de estas acciones será competencia de la Federación, el Distrito Federal, los Estados y los municipios en el ámbito de sus respectivas atribuciones.

 

b) El establecimiento de las bases de datos criminalísticos y de personal para las instituciones de seguridad pública. Ninguna persona podrá ingresar a las instituciones de seguridad pública si no ha sido debidamente certificado y registrado en el sistema.

 

c) La formulación de políticas públicas tendientes a prevenir la comisión de delitos.

 

d) Se determinará la participación de la comunidad que coadyuvará, entre otros, en los procesos de evaluación de las políticas de prevención del delito así como de las instituciones de seguridad pública.

 

e) Los fondos de ayuda federal para la seguridad pública, a nivel nacional serán aportados a las entidades federativas y municipios para ser destinados exclusivamente a estos fines.”

 

Se lee todo lo que no tenemos: Policías a cargo de los tres órdenes de gobierno. Ya sabemos que las Policías Municipales son una triste expresión de seguridad. Es más, son un espacio para la corrupción por negligencia de los Presidentes Municipales. Sin embargo, la Policía Estatal está expresada en la Constitución como una función a cargo de los Estados y los Gobernadores son quienes personalizan esa función.

 

La función del Ejecutivo Federal en torno a la Seguridad está depositada en la Policía Federal y en el despliegue de las Fuerzas Armadas. Pero, los Estados no están ejerciendo la función que les impone la Constitución.

 

Desde luego, esta columna esta enmarcada en otra de las disposiciones constitucionales, del inciso d): la participación de la comunidad para coadyuvar en los procesos de evaluación de políticas de prevención del delito y de las instituciones de seguridad pública, que nunca se ha determinado, pero que asumo en su defecto.

 

¿Cuánto tiempo más tendremos que esperar para que los Gobernadores y el Jefe de Gob. del DF ejerzan su función constitucional?

 

¿Cuántos muertos más tendremos que ver para que los Gobernadores y el Jefe de Gob. del DF asuman su función constitucional?

 

¿Cuánta inseguridad más tendremos que soportar para que los  Gobernadores y el Jefe de Gob. del DF se coordinen con el Ejecutivo Federal como lo dicta la Constitución?

 

Es la chamba de los Gobernadores y el Jefe de Gob. del DF. No hicieron la tarea los anteriores gobernadores y los actuales tampoco la hacen.

 

¿Cómo nos compensarán los Gobernadores y el Jefe de Gob. del DF por no cumplir con su función?

 

¿Nos indemnizarán los Gobernadores y el Jefe de Gob. del DF por ser parte del daño colateral?

 

¡YO RECLAMO CON PRECISIÓN A LOS GOBERNADORES Y EL JEFE DE GOB. DEL DF POR NO CUMPLIR CON LA FUNCIÓN CONSTITUCIONAL ENCOMENDADA!

 

SI NO PUEDEN, RECONOZCANLO.

 

PIDAN AYUDA O RENUNCIEN.


Gobernadores: Como siempre los mueve el dinero.

Cuando escuché declarar al actual presidente de la CONAGO 41, el Gob. de Nuevo León, RODRIGO MEDINA, que uno de los compromisos es “realizar un operativo nacional contra la delincuencia en los 32 estados y el Gob del DF”, yo no entendí esa declaración. Me pregunté a mí mismo.

 

Mismo: ¿Será que estoy viviendo en un universo paralelo?

Mismo: ¿Será que los gobernadores viven en un universo paralelo?

Mismo: ¿Será que, de tanto usar camionetas blindadas y guaruras, los gobernadores todavía no se enteran que los problemas de seguridad ya están instalados hace  décadas en el país?

Mismo: ¿Será que la política y los intereses personales y partidistas pueden más que los problemas reales?

Mismo: ¿Qué más real que la inseguridad que vive México?

Mismo: ¿Fueron una ilusión todas esas reuniones de diálogos por la seguridad a las que convocó el presidente Felipe Calderón?

Mismo: ¿Fue una ilusión el llamado de Alejandro Martí?: “Si no pueden renuncien”.

Mismo: Muchos Gober.  ya se fueron, pero no por renuncia, porque su mandato terminó.

Mismo: ¿Qué la seguridad no es obligación de cada estado?

Mismo: ¿Acaso la seguridad es obligación exclusiva del Presidente del Gobierno Federal?

Mismo: ¿Acaso nadie le ha dicho a los gobernadores que la seguridad en cada Estado es obligación constitucional del gobernador?

Mismo: ¿Por qué la CONAGO exige al Gob. Federal mayor seguridad en la frontera sur?

Mismo: ¿Acaso allá no existen gobernadores que atiendan esa situación de inseguridad?

 

Busqué indicios que me explicaran las conclusiones de la CONAGO 41.

 

Diálogos por la seguridad 2010

 

Me di a la tarea de revisar los diálogos por la seguridad a que llamó el presidente Calderón en 2010.

 

De muchas fechas me interese en estas:

 

07 julio 2010 primera reunión del presidente Calderón con miembros del CCE Consejo Coordinador Empresarial

 

05 agosto 2010 Se reúne el presidente Calderón con representantes de la Conago. En la reunión participaron el Gobernador de Veracruz, Fidel Herrera Beltrán, en calidad de Presidente de la Conferencia; el Gobernador de Jalisco, Emilio González Márquez, en calidad de Vicepresidente; el Gobernador de Nuevo León, Rodrigo Medina de la Cruz, en calidad de Coordinador de la Comisión de Seguridad Pública; y el Gobernador de Michoacán, Leonel Godoy Rangel, en calidad de Coordinador de la Comisión de Justicia de la misma Conferencia.

 

12 de agosto 2010  EL PRESIDENTE EN EL DIÁLOGO POR LA SEGURIDAD CON GOBERNADORES: “La creciente exigencia de definir con claridad corresponsabilidades en las tareas de seguridad en los niveles Federal, estatal y municipal. Corresponsabilidad a la que nos obliga la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos a los tres órdenes de  Gobierno”.

 

De las intervenciones de los gobernadores en esa reunión, elegí algunos párrafos de reconocimiento por parte de los gobernadores sobre el diagnóstico hecho por el presidente Calderón como también párrafos de compromiso de los mismos gobernadores.

 

GOB. FIDEL HERRERA BELTRÁN, Veracruz: Es indudable nuestra coincidencia con el análisis serio y profundo que hemos escuchado. En efecto, la sociedad mexicana quiere resultados, quiere un solo frente que cierre los espacios al crimen organizado o no organizado. Quiere la sociedad, recuperar sus sitios para realizar su vida productiva, para vivir en paz; para vivir, de verdad, mejor.

Es claro, es cierto. El volumen de los delitos, sobre todo, el de robo, extorsión, el de secuestro, homicidio común, han aumentado. Pero es claro, también, hoy más que nunca, que nosotros somos más que los malos, y tenemos que demostrarlo.

GOB. RODRIGO MEDINA, Nuevo León: Coincido con la visión del Gobernador Fidel Herrera. Somos mucho más los buenos que los malos y, por supuesto, el día que estemos mejor organizados, que se cuiden los malos.

GOB. EMILIO GONZÁLEZ, Jalisco: Tenemos en nuestro sistema educativo una gran fortaleza que debemos orientar en la conformación de una sociedad solidaria para con todos los mexicanos; amante de la ley, con mexicanos propositivos.

GOB. LEONEL GODOY RANGEL, Michoacan: si desde el Pacto Federal atendemos más integralmente el problema de la delincuencia, en general y el crimen organizado, en particular; sin una visión enfáticamente policial, sino una desde la perspectiva constitucional, y con atención a los problemas económicos, políticos y sociales, si lo hacemos así cumpliremos el Mandato Constitucional que nos dio la ciudadanía.

GOB. JOSÉ GUADALUPE OSUNA MILLÁN, Baja California: Ya no es válido. Ya no nos queda argumentar o pretender pretextar que lo que ocurre en nuestros estados no es nuestra responsabilidad, que no es nuestra competencia.

Yo debo insistir, que, articular estas acciones eslabonadas en una política pública en materia de seguridad, nos deben permitir tener un seguimiento puntual y mediciones puntuales a nuestros compromisos, y evitar que se eludan nuestras responsabilidades.

No puedo y, más de uno aquí, lo hemos hecho, aceptar gobernar un espacio físico de éste, de nuestro querido México, y llevar adelante, solamente las funciones que me generan confort. No es honesto decir, sí a las funciones fiscales, a las de desarrollo social, a las de entretenimiento; y decir, no, pero lo que es peor, sacarle la vuelta o agenciar a otros la responsabilidad que nos toca en la atención a los frentes de guerra, esas grandes batallas que la ciudadanía nos reclama.

Yo los invito a que reflexionemos sobre ello y asumamos completa la parte que se nos ha encomendado. Y lo sabemos bien compañeros: ya no nos queda tiempo para no hacerlo.

GOB. HUMBERTO MOREIRA VALDÉS, Coahuila: Nos hace ver Presidente, el momento difícil que vive el país, nos invita a hacer un frente común, a trabajar sin titubeos, a tener una nueva actitud, de más y de mejor colaboración, a demostrarle a la sociedad que somos capaces, que sabemos coordinarnos.

Yo le ofrezco, Presidente, que en Coahuila vamos a jalar parejo, con usted, Presidente, con los alcaldes, con los tres órdenes de Gobierno; que vamos a coordinarnos mejor, que nosotros vamos a dejar en el pasado las diferencias.

GOB. AMALIA GARCÍA MEDINA, Zacatecas: Efectivamente, coincido con el Presidente, y creo que todos estamos de acuerdo, en que ya no podemos hablar sólo de narcotráfico. El crimen organizado está actuando en múltiples ámbitos y, además, formando una cadena para que el delito se convierta en una red de control de las mafias

y de los cárteles, incluyendo extorsión, incluyendo secuestro, incluyendo robo, especialmente robo de auto y el cobro de cuotas a los comerciantes.

Yo creo que nuestro compromiso para actuar juntos es muy importante, pero requerimos acciones concretas para poder avanzar en garantizar seguridad y justicia, paz en nuestro país.

GOB. JOSÉ REYES BAEZA, Chihuahua: En principio reconocer al señor Presidente, la decisión y la voluntad de convocar a estos diálogos. Me parece que es un ejercicio democrático que permite el fortalecimiento de las estrategias perfectibles que se tiene en materia de seguridad, como en cualquier otra política pública.

Jefe Gob. MARCELO EBRARD CASAUBON, DF: Yo creo que casi todas las entidades federativas, si no es que todas, estamos tratando de hacer lo posible con los recursos que tenemos. Pero qué tal si lo hacemos como un plan a nivel nacional, lo incorporamos en nuestro acuerdo, y entonces participamos todas las instancias del Gobierno en esa misma meta, en ese mismo objetivo.

GOB. EUGENIO HERNÁNDEZ, Tamaulipas: Históricamente, los tamaulipecos hemos encarado este problema, que se ha agudizado recientemente por otros procesos propios de nuestra condición fronteriza, como son: el fenómeno migratorio, la repatriación y el tráfico de armas, entre otros.

Si bien, Tamaulipas está cumpliendo con cada uno de sus compromisos formales. La complejidad del fenómeno de la violencia y el crimen organizado ha ido más allá de nuestras capacidades y facultades.

GOB. ANDRÉS RAFAEL GRANIER MELO, Tabasco: La lucha contra la delincuencia es un asunto de Estado, por eso, por encima de cualquier diferencia requiere la suma de voluntades, capacidades y recursos; así como de unidad de coordinación permanente a través de los tres órdenes de Gobierno.

GOB. FERNANDO TORANZO FERNÁNDEZ, San Luis Potosí: No somos insolidarios, pero la carga comienza a rebasar nuestras capacidades.

GOB. JESÚS ALBERTO AGUILAR PADILLA, Sinaloa: Hacer algunos comentarios en relación al diagnóstico muy claro que el señor Presidente ha expuesto hoy, señalar que la coordinación y la comunicación entre los tres niveles de Gobierno está muy débil, requerimos reforzarla, porque si bien los ciudadanos no distinguen, y no tienen porque distinguir, quién es competente en cada uno de los hechos que la cadena delictiva ofrece, sino que el ciudadano ve al Gobierno como el Gobierno, sin distinguir si es municipal, estatal o Federal.

GOB. ISMAEL HERNÁNDEZ DERAS, Durango: Todos reconocemos, también, que con buena fe, altura de miras y una alta responsabilidad con el país, podemos juntos identificar las oportunidades de mejora en la estrategia.

En la nueva democracia mexicana hay espacios para confrontar ideas, pero también, hay espacios para conjuntar tareas. Hay temas y tiempos para competir, y hay temas y tiempos para construir.

GOB. JUAN JOSÉ SABINES GUERRERO, Chiapas: Por eso es tan urgente atender el llamado del señor Presidente en todos los niveles de Gobierno de humanizar a la frontera Sur, de atender con estricto apego a derechos humanos el fenómeno de la trata de personas y combatirlo a cabalidad.

Hoy, el fenómeno de trata de personas es, posiblemente, igual o mayor que el narcotráfico o incluso, son los mismos que se dedican al narcotráfico o al tráfico de armas, los que se dedican a la trata de personas. En este problema que se vive en el Sur de México se ha insistido, como lo decía el Gobernador Granier, en resguardar los ríos, el Usumacinta, el Grijalva, las presas por parte de la Armada de México. Usted devolvió a Chiapas la XIV Zona Naval y esto ha permitido tener mayor seguridad en la frontera Sur. Tenemos una estrecha coordinación con la VII Región Militar, con las cinco zonas, incluyendo las de Tabasco. Sin embargo, nos es muy importante poder resguardar la del Río Usumacinta y las presas, las cuatro presas del Río Grijalva, que son los dos ríos más caudalosos de México y que nos hace muchísima falta la presencia de la Armada de México y de la capitanía del puerto en esa región.

GOB. ENRIQUE PEÑA NIETO, EdoMex: La función del Estado mexicano y la responsabilidad que tiene de establecer condiciones para la seguridad pública, recae, sin duda, en todas las partes del

Estado mexicano, señor Presidente, y nadie evade ni elude esa responsabilidad. Corresponde a la Federación, corresponde a los estados, corresponde a los gobiernos municipales, pero también, la Constitución precisa cuál es el alcance, tarea y responsabilidad de cada una de las esferas de Gobierno.

GOB. GUILLERMO PADRÉS ELÍAS, Sonora: Estamos reconociendo que la responsabilidad la tenemos todos los mexicanos, pero también me da mucho gusto escuchar que el modelo que escuchábamos en el pasado que debe de acabar, en cuanto a que si platicamos con un Presidente Municipal, el Presidente Municipal hace ver que su responsabilidad son medidas preventivas, nada más. Y he escuchado, también en el pasado, como muchos Gobernadores hacíamos ver o teníamos el entendido de que nuestra responsabilidad nada más radicaba en delitos del fuero común y que el tema del crimen organizado dependía, meramente, en el Gobierno Federal.

 Yo creo que eso ya se acabó, se agotó. Es momento, y veo que así lo estamos retomando quienes estamos aquí sentados dialogando con el Presidente, de que ahora tenemos que asumir que todos somos responsables y que todos tenemos que respaldar esta lucha. Y todos los estamos haciendo de frente, y reiterándole nuestro compromiso, señor Presidente, de luchar de la mano con usted.

Yo creo que no es momento de evadir nuestras responsabilidades, y mucho menos no reconocer que tenemos que trabajar más unidos y más coordinados para poder seguir avanzando en este tema.

Cuente con nosotros señor Presidente.

GOB. NEY GONZÁLEZ SÁNCHEZ, Nayarit: Vayamos a solucionar esta crisis desde sus raíces, vámonos por el camino difícil Presidente. Mejor sigamos por el camino de seguir mejorando la educación y de generar empleo.

Esta guerra no se ganará con armas de fuego. Esta guerra la vamos a ganar con fuego en el alma, con emociones, con amor por un México pacífico, no por este México violento que no nos gusta.

Fortalezcamos el punto fundacional de nuestra Nación, que es la familia mexicana.

Sí es cierto. Sí se necesita ajustar la estrategia en los tres órdenes de Gobierno para sacar la violencia de las calles, predominantemente.

Presidente el pueblo está contigo.

Ahora necesitas a los políticos. Cuenta conmigo.

GOB. MARIO ANGUIANO MORENO, Colima: Y, finalmente, ratificar la disposición absoluta del Gobierno del Estado de Colima, de trabajar en equipo con el Gobierno Federal, con los gobiernos de los Estados de la República, y de manera particular, con quienes colindamos, que es con el Gobierno de Jalisco y de Michoacán.

GOB. FERNANDO EUTIMIO ORTEGA BERNÉS, Campeche: La seguridad es un valor ciudadano. Su preservación y su salvaguarda son el primer deber y compromiso que tenemos los responsables de los tres órdenes de Gobierno frente a nuestros ciudadanos.

Sin duda alguna, apreciamos mucho las contribuciones efectivas que se derivan de este foro y de esta convocatoria, de este diálogo; y estamos absolutamente seguros que todos transitamos convencidos que tenemos que demostrarle a nuestros hijos que el camino de la honestidad, de la honradez y del respeto a la ley, es el principal camino y es el mejor.

GOB. ZEFERINO TORREBLANCA, Guerrero: A mí me parece y, es obvio, que la sociedad espera que esta reunión no sea solamente una reunión preñada de buenas intenciones, sino lo que espera con toda sinceridad, son resultados claros para generar paz y estabilidad en nuestro país.

Tenemos que ser muy prácticos, porque la sociedad señala al mal Gobierno por parejo, sin importar en que cancha estamos o en qué lugar estamos.

Lo digo con hombría y con madurez, y me voy a dedicar a sentar las bases para que los próximos gobiernos, el que decida el pueblo de Guerrero, sea su próximo Gobernador o Gobernadora, tenga bases más firmes de las que yo lamentablemente no tuve.

GOB. MARIO MARÍN TORRES, Puebla: Como saben, en Puebla hemos logrado reducir los índices de la delincuencia, y esto lo debemos a tres puntos esenciales, que a continuación menciono:…

GOB. FÉLIX ARTURO GONZÁLEZ, Quintana Roo: En particular señalo el buen desempeño del Ejército y de la Armada de México, que no han parado en esta  importante tarea, señor Presidente.

Sin duda, coincidimos todos aquí en esta reunión, en lo que tiene que hacerse en materia de educación, en materia de deporte, como dijo el Gobernador Marín, generación de empleos, lavado de dinero, como también aquí lo comentó el Gobernador Marcelo Ebrard, impartición de justicia.

Es el narco-menudeo, como todos sabemos, lo que ha generado la mayor parte de las acciones de violencia, de asesinatos que se han visto en el país.

GOB. FIDEL HERRERA BELTRÁN: Conforme a los procedimientos de la Conferencia de los Gobernadores, queda ahora para la implementación de los acuerdos y de las reflexiones que se han tenido en esta importante Reunión de Evaluación y Fortalecimiento, su implementación.

 

A días del 21 de agosto y los dos años del Acuerdo por la Seguridad y la Justicia, su evaluación se vuelve también, un punto muy importante de esta reflexión.

Y, desde luego, las líneas recomendadas por el Titular del Ejecutivo Federal, convocar en nuestros estados y en nuestras comunidades diálogos de esta naturaleza para provocar y concertar la confianza que requieren las instituciones de la sociedad; ir hacia el fondo en fortalecer las instituciones de seguridad, creando modelos policíacos que respondan a las nuevas condiciones y a una fase ulterior de la presencia del crimen organizado y no organizado, surgen como tareas inmediatas que en los mecanismos de CONAGO, su Comisión de Seguridad, su Comisión de Justicia, tendrán que dar como resultado lo que aparece ahora como un gran consenso, la creación de mandos policíacos únicos en cada entidad y, desde luego, el fortalecimiento de los recursos del Fondo de Seguridad, FOSEG, y la aplicación de los del SUBSEMUN, que pendientes estaban de los ejercicios anteriores, y que gracias a las gestiones del Secretario Técnico del Consejo de Seguridad están a disponibilidad de los estados. Queda una tarea que es inmediata: darnos resultados.

Quedamos emplazados a cumplirle a la Nación. No hay más, no hay menos.

 

Algunos resultados de la 41 reunión de Conago en materia de seguridad:

 

El gobernador de Chihuahua, César Duarte, en su calidad de presidente de la Comisión de Seguridad prevé presentar, con el aval de mandatarios del norte del país, una estrategia de carácter global en materia de seguridad.

 

La propuesta incluye poner a discusión entre los mandatarios la necesidad de regular la presencia del Ejército en calles del país, y establecer una nueva jerarquización de los cuerpos policíacos bajo el criterio de Mando Único a nivel estatal.

 

Además de generar nuevos esquemas de capacitación y profesionalización de policías, y enfatizar la importancia de coordinar las instancias federales, estatales y municipales con el principio de la reciprocidad de responsabilidades.

 

 

Conclusiones de mi mismo de aquella reunión Diálogos de Seguridad de 12 de agosto de 2010:

 

Me queda claro que los gobernadores coincidieron con el diagnóstico de violencia hecho por el presidente Calderón.

 

Saben de su responsabilidad constitucional en el resguardo de la seguridad en sus respectivos estados.

 

Reconocen el trabajo de control de violencia delictiva en todo el país a través de las Fuerzas Armadas y Policía Federal. Es más algunos la pidieron ese 12 de agosto de 2010 para su entidad.

 

 

Conclusiones de mi mismo de CONAGO 41:

 

Los Gobernadores viven para sus intereses partidistas y personales.

 

Nos quieren hacer creer que tienen el control sobre la inseguridad y la violencia que existe en el país.

 

Tomarán un riesgo muy grande al sacar a las fuerzas armadas de las calles. Por supuesto que ese riesgo no lo corren ellos. Lo corremos nosotros.

 

Ese riesgo, con un propósito muy simple: electoral.

 

Ahora se por que salen con una propuesta de “realizar un operativo nacional contra la delincuencia en los 32 estados y el Gob del DF”. Compromiso entre gobernadores. ¿Con qué elementos y recursos? Si solo una entidad ha certificado a toda su policía sin tener un mando único.

 

Ahora sé qué hace el presidente Calderón con las Fuerzas Armadas y la Policía Federal: jugar a policías y ladrones.

 

Pienso en una hipótesis. Quieren dejar que el presidente Calderón cargue con toda la responsabilidad de la seguridad y los muertos hasta la fecha.

 

¿Y los gobernadores? Los gobernadores aparecen con una propuesta igual, pero distinta. Parece broma.

 

¿Sobre qué apoyo logístico y de inteligencia se logrará ese operativo nacional? Si no existen policías de mando único.

 

Nuestra seguridad personal, la tuya y la mía, sigue en manos de gobernadores que actúan sobre la buena voluntad que les emana producto de sus intereses políticos. ¿Cuál interés político? La elección 2012.

 

Otra de las propuestas fue: revisión de las fórmulas para asignar recursos a las entidades:

 

¿Acaso no hay suficiente dinero en las entidades? ¿Tú crees eso? Yo no lo creo.  Los gobernadores nunca tienen suficiente dinero.

 

Significa que debemos considerar seriamente proponer a un ama de casa para gobernadora en cada estado. Ellas siempre saben estirar la quincena para que alcance.