¿Basta con un cambio?

Veracruz y su ciudad capital, (y todo México) necesita más que un cambio. Necesita democracia real no una simulada; de esa ya tenemos desde hace 82 años.

Es cosa de ver con algo de atención que los resultados siguen siendo los mismos de siempre.

Necesitamos autoridades con asignación de responsabilidades específicas y una verdadera institución fiscalizadora que controle la función pública; que sea autónoma, no parte de la misma función a la que debe fiscalizar. Juez y parte no sirve.

(La seguridad pública es una función señalada en el art. 21 constitucional, párrafo 9 y ya vemos que ni los alcaldes ni el gobernador la están cumpliendo por que no hay responsabilidad ni penalización asignada)

Necesitamos una institución fiscalizadora Federal y sus contra-partes Estatales, con miembros certificados en probidad. Con una certificación mucho más dura y exigente que con la policial (que aún no tenemos en Veracruz). En este momento recuerdo las palabras de Alejandro Martí: “Si no pueden, RENUNCIEN.” Pero ni pueden ni renuncian y no hay cómo sacarlos. La protesta es sólo semántica. ¿Alguna vez ha sido destituido algún gobernador por no cumplir la constitución y las leyes? El problema es que sí cumplen la constitución y las leyes, por lo tanto son las leyes las que no son precisas en las funciones y responsabilidades para poder ejercer el debido control o fiscalización. Es el caso del IFE en estos días. ¿Cómo probar el enriquecimiento ilícito por ejemplo? Y todos sabemos que el enriquecimiento ilícito existe, pero quién lo debe probar, no quiere hacerlo. ¿Por qué el presidente Richard M. Nixon fue acusado en el caso Watergate? Porque el juez que conoció de los hechos tenía la responsabilidad de someterlo a proceso, De lo contrario él sería el responsable. A cualquiera en esas condiciones le hace así por donde tú sabes.  Pero en nuestro México querido y añorado, si un juez se hace de la vista gorda, NO PASA NADA ni con el juez ni con el infractor o corrupto. Resultado: IMPUNIDAD.

Aunque soñar no cuesta nada. Sigamos conformándonos con aceptar SÓLO UN CAMBIO, O UN CAMBIO DIFERENTE O UN CAMBIO VERDADERO. Sigamos conformandonos con semántica, es decir: palabras muy ilustradas pero que no llevan a resultados.

Una fiscalización o control de la función pública nos llevará a un desarrollo sostenido, pues las partidas presupuestales llegarán a donde han sido asignadas y dejarán de ordeñarse las finanzas federales y sobre todo las estatales.

Una fiscalización real y efectiva con una asignación de responsabilidades que considere penalización en caso de faltar a la responsabilidad es mucho más QUE UN CAMBIO; sólo se puede hacer desde el poder legislativo federal y en LOS RESPECTIVOS ESTATALES. Pero no hay interés político para ir por ese camino de desarrollo. Dime tú: ¿Ves a alguno de los congresistas como el primero en dejar de asignarse sueldos? ¿Quién de ellos será el que asuma ese costo político? Ese sí sería un PRIMER GRAN CAMBIO hacia el desarrollo de México y sus Estados.

Anuncios

Poder y Dinero

¿En algún momento el PRI dejó el poder?

 

En 2000, el PRI dejó el Poder Ejecutivo, pero mantuvo el control del Poder Legislativo. Desde allí apostó a que le fuera mal al Gobierno Federal Panista de Vicente Fox. Por supuesto que con eso nos chingaron a todos los mexicanos. Pero eso no importa ahora ni importó entonces.

 

De tal manera que, después del día más glorioso para Vicente Fox, el día de la histórica elección del cambio, el último día de su gobierno cuando dejó el poder a Felipe Calderón debió ser el mejor día para él.

 

El PRI fue consecuente en su propósito. Le fue mal al gobierno de Fox en términos de percepción ciudadana. Aunque el PRI no contó con una buena percepción ciudadana, la que va y viene. En 2006, todavía existía en la memoria colectiva señales de los excesos de 70 años de autocracia. Y algo pasó con el Pan que se volvió engreído con su segundo mandato.

 

Felipe Calderón le apostó muchas fichas a un plan: El de la Seguridad Nacional. Plan que es muy es importante para el país. Y sí que lo es.

 

El sistema político actual hace de la relatividad un elemento fundamental  para la política partidista. De manera que el control de la Seguridad Nacional se ha resumido en una frase: “40 mil muertos”.

 

El tema más importante para México, la Seguridad Pública está haciendo que el costo político que asumió Calderón, sea un costo político para el PAN.

 

Una señal importante de estos 11 años de cambio de partido en el Ejecutivo Federal es que el verdadero poder no está en el Gobierno Federal, está en el Legislativo y en los Gobiernos Estatales. El poder está asociado al presupuesto que manejan con pocos candados y el control que ejercen en los otros poderes de su nivel.

 

Los controles que aplica el Legislativo Federal sobre el Ejecutivo Federal son muchos. No ocurre a la inversa. El Ejecutivo Federal ejerce nulo control sobre el Legislativo Federal.

 

¿Qué ocurre en los Estados? Los gobernadores tienen mucho poder. Siguen invirtiendo en lo que deja: La obra pública; porque es mucho el dinero que se maneja en ese rubro, con pocos controles y mucho amiguismo.

 

Así las cosas, ¿qué nos conviene a nosotros los ciudadanos?

 

Los tres grandes partidos políticos actúan como tres grandes empresas de una enorme  industria que es la política, con conductas monopólicas. Cada uno de los tres partidos quiere todo el poder para sí. Y esa conducta es contraria a la conformación política del país: el Federalismo.

 

Viendo que los tres grandes partidos: PAN, PRI, PRD dan pocos y malos resultados políticos a los ciudadanos la propuesta es:

Restringir el tamaño de los partidos políticos que permitiría una atomización del poder.

 

También serviría para conseguir una menor colusión política al interior de los respectivos partidos. Contaríamos con la ambición natural de los políticos en los partidos opositores para controlar y para evidenciar a los partidos gobernantes.

 

Creo que todos estamos de acuerdo en limitar el número de legisladores en los congresos federales y estatales. Sigamos en esa línea y pongámosle límite máximo al tamaño de los partidos políticos.

 

Daría una alternativa al problema del abstencionismo, pues hoy, como están las cosas, muchos ciudadanos no acuden a emitir su voto por la sensación de que todo seguirá igual. Y los que NO pertenecemos a las listas del voto duro votamos por el menos malo.

 

Un país tan grande como México, con tanta diversidad étnica y cultural está restringido a elegir entre tres representantes de los mismos tres partidos, para el cargo que sea, Presidente de la República, Senador y Diputado Federal, Diputado Estatal, Gobernador o Presidente Municipal.

 

Es imposible no hacer una analogía con el crimen organizado. Al desarticular los grandes carteles, la delincuencia no desaparecerá pero su capacidad de daño a la sociedad será menor.

 

¿Hasta cuándo sucederá esto? Hasta que nosotros, los ciudadanos, quienes los empleamos les permitamos hacerlo.


Parásitos

Agustín Cárdenas

Desde 2007 hasta la fecha se han “perdido” más de 9.000 armas…

 

Cuándo pensé en el título de este artículo, consideré varios enfoques sobre la delincuencia. Sin duda, la delincuencia es una suerte de sistematización del concepto: parásito social.

 

Una historia personal.

Les contaré una historia que escuché como real en una reunión social, que también clasifica a los protagonistas de la historia como parásitos sociales. (Omití nombres y ubicaciones para mantener el anonimato de los informantes)

Este, al que llamaremos amigo, encargado de supervisar el inventario en un municipio, fue  enviado a revisar el  material de la policía: armas, chalecos, radios comunicadores, etc.

Nos explicaba que la policía y el ejército usan un radio comunicador muy especial, de alta tecnología. Fabricado e importado exclusivamente para las fuerzas armadas y la policía. Tiene tres botones de pánico. Como lo entendí: un botón es utilizado para pedir refuerzos directamente a los cuarteles militares y a la policía federal. Otro es utilizado para pedir refuerzos a la policía estatal y un tercer botón para solicitar  ambulancias. Cada botón es utilizado en distintos niveles de conflicto, como se puede advertir.

Sucede que todo ese material es distribuido a las fuerzas armadas, policías estatales y municipales y puede hacer una gran diferencia en el control contra la violencia y la delincuencia organizada.

Este amigo, llegó al cuartel policial a revisar, principalmente, el número de radios comunicadores. El encargado de turno, un policía, le explicó que todo el material estaba en orden de acuerdo con los registros. Sin embargo, nuestro amigo insistió que debía ver el material para cotejar los números de serie. A lo que el encargado de turno le reiteró: No es necesario. Todo está en orden. Es más, por la molestia te “ganaste” treinta pesos. (Treinta mil pesos). Nuestro amigo,  le informó al encargado que volvería en otro momento para  cotejar los números  y ver lo de la ganancia por el visto bueno.

De regreso en su puesto de trabajo, este amigo se dirigió a su jefe  y le solicitó que no lo volviera a enviar a revisar este  material. Que lo cambiara o lo despidiera, pero que no haría ese trabajo…

Sucede que el miedo a estar ubicable y comprado por la corrupción en ese cuerpo policíaco le hizo desistir de trabajar en el municipio. Después de un tiempo dejó el empleo  cansado de ver tantas irregularidades, tantastransas.

 

Que sucede con el equipo policíaco.

La realidad es que los cuerpos policíacos municipales y estatales manejan material exclusivo, de alta tecnología,  que los delincuentes quieren tener y muchos ya tienen.

¿Cómo pasan a manos de los delincuentes? De dos formas. “Perdidos” en enfrentamientos o “comprados” por los delincuentes.

Desde 2007 hasta la fecha se han “perdido” más de 9.000 armas a cargo de policías estatales, municipales y procuradurías estatales de acuerdo con un informe de la Secretaría de Defensa Nacional (Sedena).

En el mismo lapso, dependencias federales como la Procuraduría General de la República (PGR), el Cisen y la SSP federal han reportado 334 de sus armas como faltantes.

Queda claro donde está el problema. Por lo demás, ya lo sabemos: en las policías estatales, municipales y procuradurías estatales.

 

Que dice la legislación respecto del control del equipo policíaco.

En la legislación sólo se habla de armas y explosivos. No encontré información sobre el control del resto del equipo policial: Chalecos, uniformes, equipo de comunicación, vehículos, distintivos.

La Sedena es la dependencia responsable de vender armas a todas las corporaciones de seguridad del País que hayan tramitado una licencia oficial colectiva para su portación. Éstas están obligadas a reportarse en  los casos de robo o extravío mediante el levantamiento de un acta.

La Sedena  está facultada para sancionar sólo a la dependencia que no justifique los faltantes, hasta con la cancelación de la licencia, pero no castiga a los elementos.

Aunque en la  LEY FEDERAL DE ARMAS DE FUEGO Y EXPLOSIVOS en el Artículo 29. Inciso C. se indica que“Los titulares de las instituciones policiales, expedirán a su personal operativo, inscrito en el registro que establezca la ley de la materia, credenciales foliadas de identificación personal, por lapsos semestrales, las cuales, durante su vigencia, se asimilarán a licencias individuales, no se  define la responsabilidad para el portador de la licencia individual. Tampoco se define dicha responsabilidad en el reglamento a la Ley mencionada. Hay que considerar que el reglamento respectivo data de 1972.

Esta situación es parte de la debilidad de las instituciones que deben ejercer la función de la Seguridad Pública.

 

Los responsables.

Queda claro una vez más dónde existe un gran  problema en la Seguridad Pública: en las corporaciones policiales y procuradurías estatales, responsabilidad de los Gobernadores y en la legislación, responsabilidad de los Senadores y Diputados Federales.

 

 

http://www.tabascohoy.com.mx/noticia.php?id_nota=213351

http://www.planoinformativo.com/nota.php?id=133173&pagina=1

http://www.oyeveracruz.com.mx/resumen.php?id=14220

http://www.expreso.com.mx/index.php?option=com_content&view=article&id=17556:niega-alcalde-que-policias-locales-son-de-los-que-pierden-sus-armas&catid=12:hermosillo&Itemid=29