El candor de tus ojos:

Tus ojos verdes me miraban,
tiernos ojos con candor se expresaban.
Fue primera vez que se conectaban
a los míos que se enamoraban.

Luego vino una charla interrumpida.
Nos vimos después de unos días.
Tú temblabas y yo lo sentía
yo temblaba, ¿tú no sabías?

Que difícil fue decir que te quería.
El primer beso fue una delicia
pero yo sufrí, no sabes cuanto
para acercarme a tus labios y besarte tanto.

Nuestro mundo se convirtió
en un mundo propio y más.
Parecía que nunca más
estaríamos separados.

Día tras día estuvimos enamorados.
Mi adolescencia fue lo que viví contigo,
un invierno hasta un verano y otro invierno,
en tus quince y diez y seis.
Fueron los míos también.

Hasta que despacio se presentó
lo que mucho tiempo me acompañaría.
Yo no supe que pasó
pero de ti me separó.

No podía explicarme.
No sabía. Y tú sufrías.
Fue un tiempo muy feo.
De vivirlo nuevamente moriría.

Mucho tiempo ha pasado
de aquel día y tus ojos verdes.
Ahora sé lo que pasó
pero ya no estás para decírtelo.

Te llevaré en mi memoria
como mi primer amor
ese que nunca se olvida,
ese que siempre nos acompaña.

Mi primer amor eres tú.
Siempre lo serás.
Así como el primer amor nunca se olvida.
¿Por qué el primer amor es eso y no es más?

Agustín Cárdenas

Anuncios


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s