1.- Quien tiene el poder, puede, pero ¿quiere?

Partamos desde el principio. El poder para hacer o no hacer esta en los políticos. Ellos tienen el poder y lo usan en beneficio de sus agendas partidistas.

Los políticos no son solución a los problemas de un país, cualquiera que este sea, el que tú quieras mencionar. Lo que hacen los políticos es hacer funcionar a un país (lease usar dineros públicos). Pero no solucionan los problemas de la gente. Para que esto suceda  deben ser presionados por la sociedad a-partidista. Solamente con la presión ciudadana es como los políticos se involucran en solucionar problemas de la gente. Los políticos funcionan con base en las encuestas de popularidad. En lo que es popular invierten, en lo que no es popular no invierten. En lo que se ve, invierten, en lo que no se ve no invierten. Entre pavimentar una calle y darle de comer a un niño, prefieren pavimentar una calle, porque el alimento en la panza de un niño no se ve. Un muy buen ejemplo de los intereses que tienen los políticos se dió ayer. El presidente de Senado de la República Manlio Beltrones, solicitó por oficio al Jefe del GDF Marcelo Ebrard, el desalojo de los manifestantes frente al nuevo edificio del Senado (en construcción). Puesto que el Jefe del GDF está en la obligación de atender una solicitud de un presidente de poder de la federación, tuvo que efectuar el desalojo, de lo contrario procede su destitución del cargo de jefe de GDF. Esto significa que cuando quiere, el Jefe de GDF puede. ¿Que pasa con los otros plantones y manifestaciones  que afectan al resto de los ciudadanos que no son presidentes de un poder de la república? NADA. No pasa nada.

Estamos viendo que ciertas presiones sociales, sí generan movimientos políticos en el poder para la solución de un problema específico, por ejemplo: cambios en la legislación y penalización del delito de secuestro, por la presión de personas no-ignorables, como Alejandro Martí y la Señora María Isabel Miranda de Wallace.

Todos los días en la ciudad de México se producen al menos 15 manifestaciones, marchas, plantones, con el propósito de presionar a la autoridad política en la solución de problemas específicos. Ahí tenemos como protagonistas muy conocidos a sindicatos duros, como el SME, pilotos y sobrecargos de mexicana, sindicatos de la educación. Ellos son un mal ejemplo de una sociedad organizada que conoce el valor de la presión política. Muchos de estos movimientos sociales obtienen atención, algunos solución, otros son ignorados, dependiendo del momento político en que se desarrollen y de la capacidad del político para asumir el COSTO POLÍTICO. Otros buenos ejemplos de organización ciudadana no gubernamental no son tan públicos pues no generan el interés periodístico y no obtienen cobertura y seguimiento. Caen en el estilo del periodismo de investigación, muy poco desarrollado en México.

Este es el punto G de la solución a los problemas reales del país. ¿Cuantos políticos conoces que están dispuestos a asumir un costo político? La respuesta nos dará un indicador que se trata de un político que sí sirve al país desde su cargo.

Anuncios

One Comment on “1.- Quien tiene el poder, puede, pero ¿quiere?”

  1. @IfigeniaMtz Ifigenia Martínez Buen blog, todos los funcionarios públicos debemos ejercer nuestras labores con indiscutible vocación democrática.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s